UPND SALTA

TERRITORIO DIAGUITAGHASTA

DERECHO A LA COMUNICACIÓN CON IDENTIDAD

22 de julio de 2017

La farmacia en el monte: Etnobotánica y medicina







“Los procesos evolutivos con relación a la biodiversidad han ‘construido’ medicinas con las que seguimos ensayando y aprendiendo. Estas especies son las que dan respuestas en lo cotidiano constituyendo una medicina doméstico-casera que la gente, a través del ensayo-error y de la transmisión oral, ha sabido utilizar muy bien” explica Gustavo Martínez, un joven biólogo, Doctor en Ciencias Agropecuarias, que desarrolla investigaciones en el campo de la etnobotánica y etnoecología en comunidades del Gran Chaco.

Entre sus tareas desarrolla proyectos como investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Museo de Antropología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Sin embargo, en todo el país, se están poniendo en jaque a estas fábricas de medicamentos naturales que son los bosques: “Es inminente la desaparición de muchos de estos recursos, de estos laboratorios naturales por las problemáticas que todos conocemos: la expansión de la frontera agrícola, la forestación con especies exóticas, el desarrollo de pinares, el desmonte, los cultivos- especialmente de papa y de soja- y el empleo de agroquímicos en zonas que eran amplias extensiones de monte”, cuenta el biólogo.

Gustavo Martínez señala que “muchas de las especies medicinales forman parte del estrato herbáceo o arbustivo y recurrentemente se piensa que conservar bosques es conservar grandes especies leñosas. En los fachinales degradados hay mucha diversidad biológica y al común de la gente le da lo mismo reemplazarlo por un cultivo”.

El etnobotánico afirma que “los pobladores locales que conviven desde épocas ancestrales con estos ambientes saben que allí tienen a mano medicinas que les sería mucho más costoso adquirir en farmacias o laboratorios.” 


Unas 40 especies autóctonas son utilizadas a nivel industrial por laboratorios de especialidades médicas, farmacias, herboristerías, casas de dietéticas, perfumerías, cosmetología, aromaterapia y destilerías para diversos productos aperitivos.

TOPADORA versus YUYITO, una lucha desigual

La problemática de los desmontes también afecta a las plantas medicinales que habitan los bosques de nuestro país y las controvertidas leyes que propiciarían el uso sustentable de los bosques no contemplaron la protección de la preservación de estas especies medicinales. “Los hechos demuestran, indica Martínez, que se mide la conservación en términos de biodiversidad de especies naturales y especies de usos más inmediatos, más visibles. Debemos entender que hay una estrecha relación entre multiplicidad cultural y diversidad biológica; en nuestro país hay grandes aéreas de diversidad cultural o étnica, comunidades indígenas, criollas y campesinas que conservan la biodiversidad porque en sus actividades cotidianas hacen uso del recurso.

El científico Martínez agrega que “las plantas medicinales forman parte de estratos que no están considerados en un mapa de conservación o que pueden estar en un ambiente degradado. Si se tuviera en cuenta esta riqueza cultural y las necesidades de grupos étnicos o comunidades nativas se podrían incluir en un mapa de conservación. Pero además, el uso del territorio en el monte de una comunidad originaria o de grupos campesinos va mucho más allá de un predio demarcado por un papel legal, es todo el ámbito en donde se usan las plantas, es todo el monte chaqueño, por ejemplo, en donde se utilizan plantas con raíces reservantes que proveen de agua, que proveen de alimentos, de materia prima para la producción de artesanías, plantas tintóreas, alimenticias o las utilizadas para la medicina veterinaria”.

Y agrega que “si se pensara en la conservación, también en términos culturales, habría que pensar en todos los ámbitos en el que se requiere el uso del monte, que son muchos. La desaparición del monte determina la desaparición de prácticas y con ello la desaparición de culturas. Nuestro pensamiento tiene un trasfondo social y de conservación de la cultura que no tuvieron las últimas leyes que legislan el futuro de los bosques”.

Laboratorios naturales

Lo cierto es que a partir de técnicas milenarias y saberes transmitidos de generación en generación, la farmacopea natural ha sido protagonista en la medicina tradicional, algo más que un simple bálsamo para los sectores más desprotegidos de la sociedad. Valorar este recurso natural e investigar sobre sus usos son tarea de Gustavo Martínez, un etnobiólogo apasionado por su trabajo con las plantas medicinales y con los pobladores que las utilizan desde tiempos inmemoriales.

Tan importantes son estos productos de la naturaleza que la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte, desde hace años, que en la atención primaria de la salud se deben incluir las prácticas médicas ancestrales y las plantas tradicionales.


“La medicina oficial -explica Martínez- todavía no se hace eco para responder a cuestiones que no solo son aspectos parciales del organismo, cuando se centra en una afección puntual, en un agente etiológico o en un agente bacteriano. Resuelve esos casos con fármacos, pero hay enfermedades que tienen orígenes ambientales o psico-sociales, por ejemplo”.

El etnobotánico de la UNC agrega que “para la gente del campo, hay enfermedades originadas por la envidia, por tensiones, por desequilibrios en el ambiente. En el noroeste, por ejemplo, existe una enfermedad que se llama aikadura, originada por aspirar el aire de los cementerios. Lo mismo pasa con la culebrilla, la pata de cabra, el empacho, la ojeadura, enfermedades que están presentes en gran parte del territorio argentino. Los médicos de la medicina oficial no pueden dar respuestas a esto. Algunos, tratan de traducirlas a la medicina oficial y dicen la culebrilla es, en realidad, el herpes soto pero los antropólogos advierten que no, que en realidad, son distintos modos de concebir la enfermedad y que, por lo tanto, hay que buscar una respuesta diferente, como el de la cura ritual, con una eficacia incomparable a una respuesta farmacológica, así como una caricia, estas prácticas surten efecto” explica el especialista y comenta: “Si una imposición de manos no fuese efectiva, la gente no buscaría eso”.

De Galenos y Chamanes

En Argentina, las investigaciones etnomédicas entre campesinos se han interesado especialmente por los criollos y mestizos de la región del noroeste (NOA). “El contacto con la gente, el conocer su prácticas y sus saberes- explica Martínez- me abrió un mundo en las formas de vincularme con las personas que abre la perspectiva acerca de que el conocimiento científico no es lo único válido o empírico, si no que hay muchas otras sabidurías trascendentes en la gente de las sierras”.

El etnobotánico Gustavo Martínez desarrolla, junto a un grupo de voluntarios, tareas de educación en escuelas rurales, dictando particulares clases en conjunto con una curandera de las sierras, los alumnos con sus saberes y los maestros. También, coordina caminatas compartidas con pobladores de la zona, fármaco-botánicos, curanderas, etnobotánicos y chicos de las escuelas.

Martínez, opina que hay una estrecha relación entre las curanderas y las plantas medicinales en la medicina tradicional, aunque aclara que “la gente no elige el curanderismo como única alternativa, la realidad muestra que la gente hace trayectorias médicas o itinerarios terapéuticos en los que buscan cuidar su salud con distintas prácticas: busca un remedio en un dispensario pero también requiere de un consejo de un sanador, de la mirada integral que le dispensa un curandero, de la cura ritual, de la cura de palabra, el uso de una planta o de un rito del culto pentecostal carismático. La realidad muestra -afirma el investigador del CONICET- que una enfermedad, no es solo el malestar de un cuerpo sino una dolencia integral de la persona”.

Medicinas múltiples

El biólogo Martínez señala que “el paradigma de la biomedicina – que es la medicina oficial- es la única medicina legitimada en nuestro país, jurídicamente permitida, que ofrece muchas cosas pero también tiene muchas contradicciones y limitaciones. Basta pensar en los efectos secundarios de algunos fármacos, en este caso. Por otro lado, las medicinas tradicionales-agrega el científico- tienen experiencias muy consistentes y efectivas, no solo por lo farmacológico sino también por el valor simbólico que tienen muchas de sus prácticas, con mucha capacidad de producir o generar salud por lo que moviliza. No por eso, está exenta de posibles limitaciones o perjuicios, porque el uso de plantas puede también conllevar riesgos”.

Martínez agrega que “no todas las plantas, por ser naturales son saludables, hay especies que son tóxicas por lo que nos toca advertir o asesorar sobre determinados principios activos que convendrían o no a la hora de ser utilizados. Cuando uno se va acercando a la gente, en la humildad de los conocimientos, de los saberes se da cuenta que también es importante despojarse un poco de las soberbias pretensiones de lo académico que es casi un imperativo, una exigencia, en estas cosas”.

La naturaleza a su servicio

Relacionado con el comercio de plantas medicinales nativas, el investigador del CONICET, señala que “no estamos en contra de la comercialización sustentable que hacen muchos pobladores locales, producto de la recolección de hierbas, muchos viven de recolectar la peperina, el tomillo y otras hierbas”, y agrega que “trabajamos en tareas para promover la domesticación de esas especies, investigamos de qué manera se pueden extraer esas plantas sin arrancarlas de raíz, respetando los ciclos fenológicos, los criterios de corte, cuales son los espacios topográficos que deben defenderse para que una planta siga haciendo su ciclo, cómo evitar que las cadenas de comercialización largas promuevan la explotación de los pobladores”, concluye Gustavo Martínez.

El biólogo señala que el extractivismo ha sido un gran problema para la preservación de especies como el tomillito serrano y ejemplares aromáticos desde tiempo atrás, sobretodo en la región de Traslasierras, en la provincia de Córdoba. “Desarrollamos un rango acerca de las especies más presionadas, teniendo en cuenta la demanda comercial, el uso cotidiano y su abundancia en las zonas; en primer lugar figura la peperina, el tomillito serrano, el vira-vira, la carqueja, la cola de caballo, la pasionaria y algunos helechos”, describe el etnobotánico.

“En muchos lugares del país hay acopiadores, extractores a granel, que son los que producen la devastación mucho mayor y una mayor explotación del trabajador local. Parte de nuestra tarea ha sido la realización de talleres de uso y manejo acorde a normas apropiadas de comercialización de hierbas nativas, y reglamentarias del ANMAD, todos elementos que le proveen de un valor agregado a los productos que los pobladores locales acostumbran a ofrecer los turistas, por ejemplo”.

21 de julio de 2017

Capturaron a Saravia Day, el ex militar salteño prófugo acusado de lesa humanidad

Llevaba tres años evitando a la justicia y era buscado incluso fuera del país. Lo encontraron en una finca a las afueras de San Salvador de Jujuy.








La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo ayer en una finca de las afueras de San Salvador de Jujuy al ex teniente coronel del Ejército, el salteño José Ignacio Saravia Day, quien se encontraba prófugo desde hace más de tres años de la justicia federal de La Plata, donde se lo acusa por la desaparición del conscripto José David Aleksoski en 1976 y por el secuestro y las torturas que sufrieron otros dos soldados que finalmente recuperaron la libertad. Las tres jóvenes víctimas cumplían el Servicio Militar Obligatorio en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

Saravia Day, de 71 años, fue localizado y capturado en una casa situada en una zona semirural, ubicada a unos ocho kilómetros al norte de la capital jujeña. La fuerza de seguridad sugirió al juez federal platense Ernesto Kreplak el allanamiento de la vivienda, luego de que las intervenciones realizadas sobre los abonados telefónicos del entorno familiar y de amigos del ex militar consolidaran la sospecha de que se hallaba en ese lugar, según revela el sitio Fiscales.gob

El juez Kreplak, que había prorrogado la intervención de teléfonos a principios de este mes, requirió la captura del imputado por exhorto a su colega jujeño, Mariano Cardozo.

La detención del ex militar fue requerida por la Unidad Fiscal que interviene en los crímenes del terrorismo de Estado en La Plata, actualmente integrada por los fiscales generales Rodolfo Marcelo Molina y Hernán Schapiro, y por el fiscal ad hoc Juan Martín Nogueira. La Unidad había imputado a Saravia Day en 2007, a través de una presentación del entonces fiscal Sergio Franco.

Los fiscales acusan a Saravia Day de haber entregado a los conscriptos a personal de las mismas fuerzas armadas que los secuestraron y finalmente confinaron en centros clandestinos de detención.

En 2014, el fallecido juez federal platense Humberto Manuel Blanco ordenó la captura. En el medio, los fiscales llegaron a denunciar por retardo de justicia al ex juez federal Arnaldo Corazza, hoy jubilado, por las demoras en la tramitación del expediente.

Su fuga

El 10 de junio de 2014, las tareas de investigación de la PSA habían determinado que Saravia Day se alojaba en su domicilio de la capital salteña, pero cuando fueron a buscarlo al día siguiente no lo encontraron. Desde entonces, se dispuso su búsqueda nacional e intenacional, que culminó ayer. Saravia Day será trasladado en las próximas horas para efectuar su descargo en el marco de una declaración indagatoria.

Será la segunda vez que Saravia Day pise los tribunales federales de La Plata. En 1999, tuvo que declarar en el Juicio por la Verdad, ante la Cámara Federal de Apelaciones, tras lo cual se retiró, pues gozaba de la impunidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

El caso Aleksoski

Saravia Day está imputado como partícipe necesario de la privación ilegal de la libertad, las torturas y el homicidio de Aleksoski y por la privación ilegal de la libertad y los secuestros de otros dos conscriptos que lograron sobrevivir.



Los fiscales lo acusan de haber entregado a los conscriptos a personal de las mismas fuerzas armadas que los secuestraron y finalmente confinaron en centros clandestinos de detención.

José David Aleksoski, oriundo de Bahía Blanca, estudiaba Arquitectura en La Plata cuando salió sorteado para el Servicio Militar Obligatorio e ingresó, en febrero de 1976, a realizar la conscripción en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

En la semana del 22 de octubre de 1976, fecha en la que fue visto por última vez en libertad, el joven debió asistir a realizar guardias a la Quinta Presidencial de Olivos. Pero aquél día, recibió un llamado de su jefe, el entonces teniente José Ignacio Saravia Day, quien le ordenó que se presentara en el Regimiento para realizar un diligencia. Según reseñó la Fiscalía en su presentación del 16 de mayo de 2007, el joven debió dirigirse a "una calle cortada que daba sobre las vías del Ferrocarril Belgrano" y, cuando llegó al lugar, "Aleksoski advirtió que la dirección era inexistente".

Antes de desaparecer por segunda vez, Jorge Julio López contó en sus testimonios que estuvo secuestrado junto a José David Aleksoski en la comisaría 5ta de La Plata.

"En el camino de regreso, fue interceptado por un grupo de individuos que circulaban en tres automóviles (un Torino, un Falcon y otro no identificado), quienes lo obligaron a subir a uno de los autos alegando que eran fuerzas de seguridad", describió el fiscal, en base al testimonio de Lázaro Aleksoski, hermano del desaparecido.

Desde el Regimiento de Granaderos, se comunicaron entonces con la novia de José "a fin de preguntarle si estaba con ella, ya que según le dijeron había desertado del Servicio Militar", prosiguió la Fiscalía.

El MPF hizo notar además que sólo se instruyó sumario por la "deserción" de Aleksoski, "el único que continúa desaparecido, cuando en realidad los tres permanecieron secuestrados por más de cinco días, plazo a partir del cual se configura la deserción".

La única información fehaciente del caso la brindaron sobrevivientes de centros clandestinos de detención de La Plata, entre ellos el nuevamente desaparecidoJorge Julio López y los otros dos conscriptos, también víctimas de esta causa, que fueron secuestrados y que estuvieron junto a Aleksoski privados ilegalmente de la libertad.

El paso de Aleksoski por el centro clandestino que funcionó en la Comisaría 5ª de La Plata durante la última dictadura cívico-militar fue acreditado judicialmente por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de la capital bonaerense en la sentencia del juicio por los crímenes del denominado "Circuito Camps", el andamiaje represivo ilegal comandado por el ex coronel y jefe de la Policía bonaerense, Ramón Camps. En aquél debate, fueron juzgados y condenados en diciembre de 2012 una veintena de imputados.

18 de julio de 2017

Evo y Macri enfrentados por la Cumbre Social del Mercosur


Resultado de imagen para evo y macri

El argentino suspendió el encuentro de organizaciones sociales que se realiza desde 2005. Los movimientos lo desafiaron: harán la Cumbre y le entregarán el documento al presidente Morales, quién se lo expondrá al resto de los mandatarios. “Las Cumbres Sociales son oficiales y no hay nada que haya modificado eso más allá de la actitud arbitraria de Macri”, aseguró Ariel Basteiro.

Por Hector Bernardo

En un hecho inédito, el presidente argentino, Mauricio Macri, suspendió la Cumbre Social del Mercosur. La decisión causó la indignación de las organizaciones que participan de ese encuentro desde 2005. Los movimientos sociales decidieron desconocer la decisión del mandatario argentino, la que tildaron de “arbitraria y sin fundamentos”.

Desde que comenzó a realizarse la Cumbre de Presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur), las organizaciones sociales, de derechos humanos y políticas de los países que participan de ese espacio de integración regional, realizaban una cumbre paralela, que en sus primeros momentos se conoció como Cumbre de los Pueblos. En aquellos encuentros los movimientos sociales se reunían para discutir la situación regional y articular formas para enfrentar los procesos neoliberales de la región.

Desde 2005, en el marco de nuevos procesos políticos de la región, la cumbre tomó carácter oficial y fue respaldada por los gobiernos populares, quienes brindaban herramientas de logística y apoyo para que las organizaciones puedan reunirse, discutir, trabajar juntas y consensuar un documento, que luego era entregado a los mandatarios.

Durante casi 12 años se mantuvo esa forma de articulación entre las organizaciones sociales, sindicales, políticas, no gubernamentales y de derechos humanos con los gobiernos del Mercosur.

En el 2017, el mandatario argentino, quien además es presidente pro tempore del Mercosur, decidió suspender el encuentro alegando “cuestiones de seguridad”.

Las organizaciones participantes se mostraron indignadas por la decisión y decidieron realizar la cumbre a pesar de la decisión de Mauricio Macri. Entregaran el documento que surja del encuentro al presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, quien lo llevará a la Cumbre de Presidentes.

Uno de los organizadores del encuentro, el ex embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, aseguró a Contexto que “no sorprende que el gobierno de Macri no quiera abrir ámbitos de discusión para los movimientos sociales, los sectores del trabajo, los sectores sindicales y de la producción, porque el gobierno de Argentina, al igual que el de Brasil y el de Paraguay, está llevando adelante políticas de quitas de derechos, represión y ajuste contra esos sectores”.

“El argumento que es por falta de seguridad no se lo cree nadie. Los últimos 14 años, que se llevan adelante este tipo de cumbres, no hubo ningún inconveniente. El verdadero motivo es que no quieren escuchar lo que los movimientos sociales tienen para decirles”, aseguró.

Basteiro remarcó que “por ese motivo van a hacer una Cumbre presidencial casi clandestina. Se van a esconder en un hotel y van a poner vallas a tres kilómetros a la redonda”.

“Nosotros teníamos dos caminos, o dejábamos que hicieran lo que quisieran o nos revelábamos y respondíamos con más organización y más trabajo, que fue lo decidimos hacer. Va a haber delegaciones de los seis países que integran el Mercosur y de Argentina hay una movilización fenomenal de sindicatos, movimientos sociales, y organizaciones no gubernamentales”, explicó.

El ex embajador argentino, destacó que “el documento que salga de la Cumbre Social lo llevará el presidente Evo Morales a la Cumbre de mandatarios para que, por más que hayan tratado de suspender el encuentro de las organizaciones y por más que se escondan, tengan que escuchar lo que los movimientos sociales tienen para decir”.

Por último, Basteiro remarcó que “las Cumbres Sociales son oficiales, no hay nada que haya modificado eso más allá de la actitud arbitraria de Macri, que tiene como costumbre llevarse puesta la Constitución, faltarle el respeto a las leyes, avasallar al Congreso y pese a que el Estatuto del Mercosur dice que con la convocatoria de cada Cumbre Presidencial debe convocarse a una Cumbre Social, Macri decide no convocarla”.

Wichis denuncian que una contratista atenta contra el medioambiente

Por eso, Gervasio Barbier, miembro del Consejo de Participación Indígena (CPI), reclamó que el obrador de la empresa a cargo de pavimentar la ruta provincial 54, no esté dentro del territorio de la Comunidad Wichi El Buen Destino.

La obra de la ruta provincial 54 sigue provocando quejas de comunidades originarias.

La pavimentación se ejecuta en el tramo entre las localidades de Santa Victoria Este y Misión La Paz.

Barbier retomó así un pedido del referente comunitario Pedro Lozano, quien viene insistiendo en que la presencia del obrador perjudica a su Comunidad. El consejero dijo que la empresa arroja alquitrán y aceites de las máquinas, que deja basura, y que todo eso es evidente que contaminará cuando lleguen las lluvias y se desparrame. “Hay una empresa que vino a trabajar en la zona y no está respetando a la gente”, afirmó Barbier, en referencia a la contratista Moncho, que tiene a su cargo esta obra.

El Buen Destino es una comunidad nueva que se instaló cerca de la Comunidad El Cañaveral, frente a la Comunidad El Cruce Buen Fe. “La gente entiende que la orden la recibió no de la mayoría de la gente”, insistió el consejero. Consultado por Nuevo Diario, el ministro de Asuntos Indígenas, Luis Gómez Almaraz, afirmó que el 90% de las comunidades de la zona acordaron que el obrador se instalara en ese lugar.

Barbier recordó que las 71 comunidades de los ex lotes fiscales 55 y 14 tienen que prestar acuerdo para que se lleven adelante obras, “no tiene que ser un solo grupo chiquitito”. Y aseguró que “lamentablemente” la empresa Moncho entró a hacer la obra del terraplén en Misión La Paz “sin consulta a la gente”.

“No estamos de acuerdo en que la empresa se instale ahí cerca de la Comunidad porque nos damos cuenta, y eso lo hemos venido siguiendo desde Santa María hasta Santa Victoria, adonde ellos instalan su campamento hacen un pozo grande y ahí es donde echan todos los residuos, por ejemplo el alquitrán, el aceite de los vehículos, y ayer justamente Pedro Lozano estaba hablando sobe eso porque imagínese, se llena el pozo de agua cuando llueve, empieza a desparramarse por la zona la basura, y la contaminación seguro existe. Entonces lo que no queremos es que esto continúe, que se haga en otro lado, que se instale en algún otro lado, que haga un pozo profundo y después que termine que lo tapen con tierra, no sé cómo lo van a hacer, pero que no lo hagan dentro de la Comunidad, esa es la preocupación nuestra”, sostuvo.

Barbier aclaró que no están en contra de que se haga la ruta, “que hagan lo quieran por la ruta, pero fuera de los 70 metros que es el ancho de la ruta, tiene que ser a través de una consulta”.

El ministro Gómez Almaraz informó que a raíz de estos planteos se hizo una reunión con “todas las comunidades que van desde Santa Victoria a Misión La Paz”. Sostuvo que donde se ponga el obrador “siempre hay comunidades cercanas, pero la mayoría de las comunidades consensuaron en que el obrador estaba en un lugar donde no molestaba a ninguna comunidad, y que el fin primordial y lo que todos querían es el mejoramiento de la ruta que va de Santa Victoria a La Paz. Es más, todos como que se apropiaron de la obra esa porque, lógicamente, los que viven ahí saben lo que es padecer en el verano el trayecto ese”. “Es bueno que todos los caciques puedan opinar, entonces entre todos consensuaron y la mayoría de las comunidades, más del 90%, firmaron un acta.

14 de julio de 2017

Colombia - La recuperación de la tierra, una lucha que continúa por los pueblos indígenas


Para muchas personas escuchar de recuperación de la tierra o como lo nombran en este tiempo Liberación de la Madre Tierra es algo absurdo, de personas desocupada como lo dan a conocer algunos medios de comunicación masivos con el ánimo de deslegitimar esta acción que desde la invasión de América vienen realizando las diferentes comunidades de los diversos pueblos indígenas que han existido en estas tierras.

Para no ir mucho tiempo atrás, recordamos que la creación del Consejo Regional Indígena del Cauca –CRIC- nace por la necesidad de recuperar las tierras, que fueron usurpadas por los terratenientes que por medio de mentiras y el analfabetismo de las comunidades indígenas se hicieron dueños de estos territorios.

Frente a estos hechos no podemos negar que la institucionalidad de este país fue cómplice de este despojo territorial, que coloca en riesgo eminente las culturas milenarias de los distintos pueblos indígenas, que hacen parte del tal llamado país Colombia, que por momentos de la historia niega su existencia y son tratados como extraños en su propia tierra.

Pero los pueblos indígenas durante sus luchas por la defensa de sus derechos y la permanencia en el territorio, han dado su vida para que las distintas generaciones puedan vivir, pervivir en el tiempo y en el espacio según sus usos y costumbres.

Por ese motivo hace ya 2 años el pueblo nasa del norte del cauca comenzaron a darle vida al primer punto de la plataforma de lucha con el cual nació el CRIC que es recuperar la tierra, lo que ha conllevado a la lucha permanente contra el imperio económico azucarero y la confrontación directa contra las fuerzas militares de este país.

Pero no son los únicos, también el pueblo Kokonuko dentro de su mandato interno restableció este ejercicio para sanear el territorio ya que uno de los predios que es denominado Agua Tibia 2 que queda en el corazón del resguardo, está en manos de un terrateniente y que a desarmonizado el territorio, colocando en peligro la vida y la integridad de la comunidad de este pueblo ya que la respuesta a la exigencia de un derecho es respondido con tratamiento militar y la ocupación del territorio por miembros de la fuerza pública.

Este mandato también la está liderando la comunidad nasa de cofradía que por no tener tierra para su ejercicio cultural y de agricultura entran en el proceso de Liberación y Armonización de su territorio ancestral.

Este es un mandato que se ratificó en el XV congreso del CRIC realizado en el mes Junio en el territorio ancestral Rioblanco Sotara, Pueblo Yanacona y que hace el llamado de trabajar en unidad para la defensa y recuperación del territorio.